Entender el cáncer de seno avanzado o metastásico

Si a usted o a un ser querido le han diagnosticado cáncer de seno avanzado o metastásico, sepa que conocer la enfermedad es el primer paso para encontrar el mejor tratamiento para cada uno. Conozca los diferentes tipos de cáncer de seno, los tratamientos disponibles y cómo sacar el mayor provecho de las visitas a su médico.

¿Qué es el cáncer de seno avanzado o metastásico?

El cáncer de seno ocurre cuando células cancerosas anormales en el seno crecen y se multiplican sin parar, y crean un tumor.

El cáncer de seno avanzado incluye los estadios más graves de las cinco etapas posibles, que son las etapas 3 y 4. La etapa 3 es un cáncer de seno avanzado localizado, lo que significa que el cáncer alcanzó los ganglios linfáticos y otros tejidos del seno, pero no se propagó a otras partes del cuerpo. La etapa 4 es cáncer de seno metastásico. En esta etapa, el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo, como el hígado, los pulmones, los huesos, el cerebro u otros.

Advanced Breast Cancer 101

Cáncer de seno avanzado 101

dash

¿Qué tipo de cáncer de seno avanzado tiene?

Advanced Breast Cancer 101

Dra Fatima Cardoso, MD: Conozca los tipos de cáncer de seno avanzado

Su médico debe evaluar su enfermedad para determinar qué tipo de cáncer de seno avanzado tiene. Esto puede ayudarles a usted y a su médico a saber qué tipo de tratamiento puede ser el mejor en su caso.

icon

El cáncer recibe señales que impulsan su crecimiento.

Estas señales pueden tomar la forma de hormonas. Los receptores hormonales son proteínas que capturan las señales de las hormonas y les indican a las células cancerosas que crezcan. Cuando las señales provienen de la hormona estrógeno y pueden favorecer el crecimiento del tumor, se conoce como cáncer de seno positivo para receptores de estrógeno (ER+). Cuando las señales provienen de la hormona progesterona y estas pueden favorecer el crecimiento del tumor, se conoce como cáncer de seno positivo para receptores de progesterona (PR+). Este cáncer de seno, ya sea ER+ o PR+, se incluye en la categoría de cáncer de seno con receptores de hormonas positivos (HR+).

Otro tipo es el cáncer de seno con receptores de hormonas negativos (HR-). Esta categoría de cáncer de seno tiene células sin receptores de hormonas. En un cáncer de seno HR-, las células no dependen del estrógeno ni de la progesterona para crecer.

El receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano (HER2) es un gen que ayuda a controlar cómo las células crecen, se dividen y subsanan.

icon

El gen HER2 produce las proteínas HER2.

Estas proteínas son receptores en las células del seno. El receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano positivo (HER2+) es un cáncer de seno que tiene un resultado positivo para la proteína HER2. el cáncer de seno HER2+ tiende a crecer más rápidamente y tiene más probabilidad de propagarse y aparecer nuevamente en comparación con el receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano negativo (HER2-). El tipo de HER2 depende del resultado, negativo o positivo, que arrojen los análisis de cáncer de seno de la proteína HER2.

Si su informe patológico es negativo para los receptores de estrógeno (ER-), los receptores de progesterona (PR-) y el receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano (HER2-), entonces su enfermedad se conoce como “cáncer de seno triple negativo”. Esto significa que el crecimiento de las células cancerosas no depende de las hormonas ni de las proteínas HER2.

Los tipos HER2 y HR pueden variar del cáncer original, por eso las células cancerosas deben analizarse nuevamente si el cáncer vuelve a aparecer o se propaga a otras partes del cuerpo.

Descargar el cuadro completo

HR+/HER2+

El cáncer de seno HR+/HER2+ también se conoce como cáncer de seno luminal B. el cáncer de seno HER2+ implica que los análisis arrojaron un resultado positivo para la proteína HER2, que promueve el crecimiento de las células cancerosas. Esto sucede aproximadamente en 1 de cada 5 enfermedades, cuando las células cancerosas producen HER2 en exceso debido a una mutación genética.

Cuando el cáncer de seno es HR+, la enfermedad puede ser tratada con terapias hormonales que bloquean las hormonas de las células cancerosas. El cáncer HER2+ tiende a ser menos receptivo a los tratamientos hormonales. Esto puede suceder debido a que el cáncer de seno HER2+ tiende a ser más agresivo que otros tipos de cáncer. Sin embargo, los tratamientos específicos para el cáncer HER2 pueden resultar efectivos.

HR+/HER2-

El cáncer de seno HR+/HER2-, también conocido como luminal A, es el tipo de cáncer de seno más común. Este tipo representa más del 70 % de todos los cánceres de seno. Por lo general, el cáncer HR+ se trata con terapias hormonales o con una combinación de terapias hormonales y terapias específicas para detener, como primera medida, el crecimiento del tumor. Las terapias hormonales ayudan a prevenir que las células cancerosas obtengan el estrógeno que necesitan para crecer. Los tumores HR+ tienen una probabilidad ligeramente menor de que el cáncer de seno regrese en los primeros cinco años después del diagnóstico en comparación con los tumores HR-. Sin embargo, a veces el cáncer supera al tratamiento y se vuelve resistente a la terapia hormonal, por lo que esta deja de funcionar.

HR-/HER2+

El cáncer de seno avanzado HR-/HER2+ generalmente posee las características del cáncer de seno inflamatorio (inflammatory breast cancer, IBC). El cáncer de seno HR- no responde a las terapias hormonales y los tumores HER2+ suelen ser más agresivos. Por ende, para el cáncer HR-/HER2+ generalmente se recurre a diversos tratamientos, como quimioterapia y tratamientos dirigidos para el cáncer HER2+, pero no a terapias hormonales.

Más información sobre el cáncer de seno inflamatorio:
La mayoría de los casos de cáncer de seno inflamatorio son carcinomas ductales invasivos, lo que significa que el cáncer se desarrolla a partir de células que recubren los conductos de la leche y luego se propagan más allá de los conductos; y suelen ser diagnosticados inicialmente como avanzados. El IBC representa del 1 al 5 % de los cánceres de seno diagnosticados en EE. UU., y generalmente se detectan en mujeres jóvenes (edad promedio de 57 años, en comparación con la edad promedio de otros tipos de cáncer de seno, que es 62 años). El IBC no siempre es un cáncer HR-/HER2+, con lo cual sigue siendo siempre recomendable que hable con su médico sobre los diferentes tipos de cáncer de seno.

HR-/HER2-

El cáncer de seno avanzado HR-/HER2- es también conocido como cáncer de seno triple negativo (TNBC), dado que el tumor resulta negativo para los receptores de estrógeno y de progesterona y no existe sobreexpresión del gen HER2. Aproximadamente del 15 al 20 % de los cánceres de seno son TNBC. Cualquiera puede tener este tipo de cáncer de seno, pero las investigaciones demuestran que es más común en mujeres jóvenes, afroamericanas y mujeres que tengan una mutación del BRCA1.

Los tumores triple negativo pueden ser agresivos y pueden tener un pronóstico más limitado (por lo menos dentro de los primeros cinco años luego del diagnóstico) en comparación con el tipo HR+. El TNBC generalmente se trata con una combinación de cirugía, radioterapia y quimioterapia. Estos tumores no pueden ser tratados con terapias hormonales o terapias dirigidas para HER2 porque son HR- y HER2-. Actualmente se están realizando investigaciones para identificar otras opciones para los tumores triple negativo. Vea aquí para obtener más información sobre ensayos clínicos.


dash

Conozca los diferentes tipos de tratamiento

Las investigaciones sobre el cáncer están en constante evolución y se desarrollan medicamentos nuevos permanentemente.

No existe un tratamiento único que funcione de la misma manera en todas las personas que viven con cáncer de seno avanzado o metastásico. Algunas personas reciben una combinación de terapias, mientras que otras solo reciben una terapia a la vez. Su tratamiento debe estar personalizado por su médico para satisfacer sus necesidades y adaptarse a su situación personal.

¿Cómo evalúa su médico si el tratamiento está funcionando?

Para determinar si su tratamiento está funcionando, su médico debe realizar una serie de evaluaciones, como por ejemplo:

Advanced Breast Cancer 101

Tratamientos para el cáncer de seno avanzado

  • Tamaño del tumor: Su médico realizará exámenes, como una tomografía computarizada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM) para evaluar si el tumor crece, se encoge o mantiene su tamaño.
  • Marcadores tumorales: Los marcadores tumorales son proteínas u otras sustancias que se encuentran en la sangre o en la orina cuando los tumores están activos en el cuerpo. La presencia de marcadores tumorales elevados puede indicar una enfermedad activa.
  • Nueva metástasis: Cuando las células cancerosas se alojan en otras partes del cuerpo, esto indica que el tratamiento no está funcionando.

Terapia hormonal

Hay diferentes tipos de cáncer de seno avanzado. En algunos tipos, las hormonas estrógeno o progesterona pueden favorecer el crecimiento y propagación del tumor. Su médico puede referirse a esto como un cáncer de seno con receptores de hormonas positivos (HR+).

El tratamiento hormonal bloquea el estrógeno y previene que favorezca el avance del cáncer. Este tipo de tratamiento es el principal para tratar el cáncer de seno avanzado HR+. Para muchos, ayuda a controlar el cáncer y evita que empeore durante un tiempo.

Existen varios tipos de tratamientos hormonales. Algunos bloquean el estrógeno directamente, mientras que otros detienen la producción de estrógeno desde los ovarios.

Si usted tiene cáncer de seno avanzado HR+, puede haber otros fármacos que pueden incorporarse a su terapia hormonal. Estos fármacos actúan bloqueando determinadas células proteicas. Bloquear estas células ayuda a prevenir que las células cancerosas crezcan o se multipliquen, lo que permite retardar el crecimiento y la progresión del cáncer.

Converse con su médico sobre las diferentes opciones de tratamiento y sobre cuáles pueden ser las mejores para usted.

Información adicional

Quimioterapia

La quimioterapia implica el uso de fármacos para destruir las células cancerosas. La quimioterapia se puede administrar por vía oral (por la boca) o por vía intravenosa (por la vena) y generalmente se hace en ciclos. A los días de tratamiento le siguen períodos de descanso. Generalmente, el tratamiento no requiere hospitalización, sino que se realiza en entornos clínicos o ambulatorios.

En el cáncer de seno avanzado o metastásico, generalmente se recurre a la quimioterapia para pacientes HR+ que se han hecho resistentes al tratamiento hormonal (el tratamiento hormonal deja de funcionar) o para pacientes que tienen cáncer de seno avanzado triple negativo. Los pacientes que padecen una metástasis que pone en peligro sus vidas también pueden recibir quimioterapia.

La quimioterapia puede reducir los tumores relativamente rápido. Sin embargo, la quimioterapia destruye no solo las células cancerosas, sino también las células sanas. La quimioterapia también se puede combinar con otras terapias para mejorar la respuesta del tumor.

El objetivo de la quimioterapia es desacelerar el crecimiento de las células cancerosas. Si el tumor vuelve a aparecer, lo que ocurre generalmente a lo largo de los años, su médico puede indicar un régimen de quimioterapia diferente.

Lea la información a continuación para una mejor comprensión de la quimioterapia, incluidos aspectos como el tratamiento, efectos secundarios, apoyo y preguntas que posiblemente quiera hacerle a su médico.

Información adicional

Terapias biológicas y dirigidas

Terapia dirigida

Las terapias dirigidas son tratamientos que procuran destruir aspectos específicos de las células cancerosas. Estas terapias se enfocan en ciertas moléculas que están relacionadas con el crecimiento y propagación del cáncer, pero que también están presentes en células sanas y normales. A estas terapias también se las conoce como “fármacos dirigidos contra las moléculas” o “terapias dirigidas molecularmente”.

Las terapias dirigidas se pueden administrar junto con el tratamiento hormonal, en combinación con quimioterapia o sola (monoterapia).

Terapia biológica

Las terapias biológicas utilizan el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer o disminuir los efectos secundarios que pueden causar algunos tratamientos contra la enfermedad.

Los modificadores de la respuesta biológica (biological response modifiers, BRM) existen naturalmente en el cuerpo y también pueden producirse en el laboratorio. Estos modificadores cambian la interacción entre las defensas inmunológicas del cuerpo y las células cancerosas para impulsar, dirigir o subsanar la capacidad del propio cuerpo para combatir la enfermedad.

Información adicional

Inmunoterapia

La inmunoterapia es un abordaje nuevo que está siendo investigado para tratar el cáncer de seno avanzado o metastásico. La inmunoterapia utiliza el sistema inmunológico del propio cuerpo para combatir el cáncer. Funciona estimulando su sistema inmunológico para que ataque a las células cancerosas o brindándole lo que este necesita (como anticuerpos) para que combata la enfermedad. La inmunoterapia puede utilizarse sola o en combinación con otros tratamientos, como por ejemplo, la radiación, la quimioterapia o las terapias dirigidas.

La investigación clínica ha demostrado que la quimioterapia es un tratamiento prometedor, especialmente para los tipos de cáncer de seno avanzado que no responden a las terapias dirigidas u hormonales, como el cáncer de seno triple negativo. Converse con su médico para determinar si la inmunoterapia es un tratamiento adecuado para usted y sobre los ensayos clínicos que pueden ser apropiados.

Información adicional

Radiación

La terapia de radiación (también llamada radioterapia) utiliza rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. La radiación se utiliza mucho en el cáncer de seno avanzado o metastásico para reducir el dolor de la metástasis en los huesos, lo que alivia los síntomas y ayuda a controlar puntos específicos donde se diseminó el cáncer.

Información adicional

Comprender la Cirugía

La cirugía suele ser la primera opción para combatir el cáncer de seno temprano. La mayoría de las personas con cáncer de seno temprano recurren a la cirugía para remover el tumor. Los dos tipos de cirugía más comunes son la mastectomía y la tumorectomía. Sin embargo, la cirugía no es siempre parte de tratamiento para quienes padecen cáncer de seno avanzado o metastásico. En los pacientes con cáncer de seno avanzado, el tumor puede permanecer en la seno. Debe consultar con su médico para determinar el mejor tratamiento para su situación en particular.

Información adicional

Ensayos clínicos

La investigación es continua y permanentemente se están desarrollando y estudiando nuevos tratamientos. Si usted fue diagnosticada con cáncer de seno avanzado o metastásico, converse con su médico sobre la posibilidad de participar de un ensayo clínico. Su médico debería poder indicarle los ensayos clínicos para los cuales usted resulta elegible y los que están disponibles en su zona.

En los ensayos clínicos, los investigadores usan una serie de evaluaciones para determinar si los tratamientos son efectivos para controlar el cáncer, como:

  • Según el National Cancer Institute (NCI), la supervivencia global es el tiempo que una persona vive después de haber sido diagnosticada con una enfermedad potencialmente mortal, como el cáncer, hasta el momento de su muerte, independientemente la causa que la produzca.
  • Según el National Cancer Institute (NCI), la supervivencia sin progresión es el tiempo durante y luego del tratamiento de una enfermedad, como el cáncer, en que un paciente vive con la enfermedad pero no empeora.
  • La tasa de respuesta global a la medicación representa el porcentaje de personas cuyo tumor se redujo o desapareció luego del tratamiento.
  • La tasa de beneficio clínico representa el porcentaje de pacientes que lograron una respuesta completa, parcial o una enfermedad estable.
  • La mejora en la calidad de vida es el incremento en el aprovechamiento general de la vida, según el NCI.

Mire este video de Eliza Adams para saber más sobre los ensayos clínicos.

La medicina alternativa y complementaria

Conforme a la definición del National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM), la medicina alternativa y complementaria es un grupo de diversos sistemas, prácticas médicas y productos que no son considerados parte de la medicina convencional. La medicina complementaria puede usarse junto con la medicina convencional. La medicina alternativa puede usarse en reemplazo de la medicina convencional. La medicina tradicional es practicada por quienes poseen un título de médico (medical doctor, MD) o doctor en osteopatía (doctor of osteopathy, DO) y por su equipo de profesionales de la salud, como fisioterapeutas, psicólogos y enfermeras. Otros términos para referirse a la medicina convencional incluyen alopatía, medicina occidental, ortodoxa, regular y biomedicina.


dash

Haga valer el diálogo

Una visita promedio al médico dura aproximadamente 15 minutos. Como era de esperar, una encuesta mundial determinó que las mujeres desearían tener más tiempo para hablar con su médico sobre sus necesidades.

La encuesta Haga valer el diálogo (Make Your Dialogue Count) llevada a cabo en EE. UU. tuvo como objetivo entender mejor cómo pacientes, cuidadores y médicos pueden mejorar sus conversaciones. Como resultado de la encuesta, se desarrolló una guía de discusión personalizada como una herramienta para ayudar a las mujeres a enfocar sus conversaciones en lo que es más importante para ellas.

A continuación podrá encontrar algunos de los resultados de la encuesta, así como información adicional sobre la guía de discusión personalizada.

Guía de discusión personalizada de la encuesta Haga valer el diálogo

Para ayudarle a sacar el mayor provecho de sus visitas a su médico, desarrollamos la guía de discusión personalizada sobre “Haga valer el diálogo”.

Solo tendrá que responder seis preguntas sobre su cáncer de seno avanzado para poder obtener una guía de discusión personalizada que abordará las preocupaciones propias de su situación, y ofrecerá sugerencias y preguntas para su médico. Puede retomar el cuestionario y obtener una guía nueva siempre que se modifiquen sus necesidades, estado o tratamiento. (Guía de discusión disponible en inglés)

Para sugerencias generales sobre cómo hablar con su médico sobre su enfermedad, haga clic aquí para obtener hojas de sugerencias en diferentes idiomas.

Resultados de la encuesta

Como se expone en la encuesta mundial Count Us, las mujeres con cáncer de seno avanzado desearían tener más tiempo para conversar con sus médicos sobre sus necesidades. Si bien usted no siempre puede controlar la cantidad de tiempo que tiene, puede hacer que ese tiempo valga la pena. Además, una junta asesora de médicos, los defensores de los pacientes y un psicooncólogo se asociaron con Novartis para encargar un estudio de 359 mujeres que viven con cáncer de seno avanzado, 252 oncólogos y 234 cuidadores en los Estados Unidos para comprender mejor cómo los médicos y los pacientes pueden mejorar su comunicación con respecto al tratamiento.

Vea lo que los encuestados dijeron acerca de sus experiencias.

Es importante recibir apoyo emocional a lo largo de su camino para ayudarle a lidiar con su diagnóstico.

7 de cada 10

pacientes señalaron que es importante que su médico los remita a los servicios de apoyo en el momento de su diagnóstico inicial del cáncer de seno avanzado o metastásico, pero

Solo el 36%

informó que esto era algo que su médico hizo

Icono de Chat

Pregúntele a su médico qué servicios recomienda en su comunidad. Usted puede encontrar el apoyo de profesionales licenciados, organizaciones de defensa, o a través de grupos de apoyo (en persona o en línea).

Icono de Chat

Vea este video para obtener más información sobre la importancia del apoyo psicológico y visite la página de recursos de este sitio para obtener más información acerca de los servicios de apoyo.

Recibir un diagnóstico de cáncer de seno avanzado o metastásico puede ser abrumador. Los objetivos de tratamiento pueden diferir de los de otras mujeres, por lo que es importante compartirlos con su equipo de tratamiento.

El 92%

de los pacientes dijo que es importante que su médico analice los objetivos del tratamiento a largo plazo (por ejemplo, manejar el dolor, mantener el cabello, prolongar la vida tanto tiempo como sea posible, asistir a una boda o el nacimiento de un nieto), pero

Solo el 53%

informó que el análisis de los objetivos de tratamiento a largo plazo era algo que se hacía en su diagnóstico

Icono de Chat

Si usted todavía tiene preguntas después de su primera visita al médico, programe una cita de seguimiento o hable por teléfono con su médico. Se recomienda que escriba sus objetivos y preguntas con anticipación. A continuación, brindamos algunos que puede considerar:

La investigación sobre el cáncer siempre está evolucionando con nuevos medicamentos que continuamente están en desarrollo. Es importante que usted sea un participante activo con su proveedor de atención médica al momento de discutir sus objetivos de tratamiento.

El 59%

de los pacientes estuvo firmemente de acuerdo en que se sentía lo suficientemente instruido por su médico acerca de las opciones disponibles antes de comenzar su tratamiento más reciente, pero

Solo el 48%

de los pacientes estuvo firmemente de acuerdo en que sentía que su médico les proporcionó suficiente información acerca de las opciones de tratamiento que pueden estar disponibles en el futuro

Icono de Chat

Conocer el tipo de cáncer de seno y las opciones para controlar los efectos secundarios le ayudará a usted y a su oncólogo a elegir el plan de tratamiento adecuado para usted. La Guía de análisis personalizada sobre Haga Valer el Diálogo puede ayudarle a enfocar sus conversaciones en lo que es lo más importante para usted.

Es importante que su médico analice con usted las expectativas para el tratamiento. Dicho esto, no todos los tratamientos funcionan de la misma forma en cada paciente, de modo que el médico no puede saber con certeza cómo funcionará el tratamiento o qué impacto tendrá este en su vida diaria.

El 95%

de los pacientes dijo que es importante que su médico analice las expectativas de cómo funcionará el tratamiento recomendado, pero

Solo el 72%

informó que esto era algo que su médico hizo

Icono de Chat

Hay preguntas que puede hacer para ayudar a guiar este análisis y lograr un mejor entendimiento de su tratamiento. A continuación, vea algunas sugerencias:

Los posibles efectos secundarios son diferentes entre los tratamientos, y debido a que cada tratamiento afecta a las personas de forma diferente, no se tiene claro quién va a experimentar efectos secundarios y quién no. Los efectos secundarios no necesariamente indican que un tratamiento está funcionando o no. Es importante que hable con su médico acerca de los posibles efectos secundarios de cualquier tratamiento que usted esté considerando.

El 40%

de los cuidadores dijo que su ser querido no había hablado con su médico acerca de los efectos secundarios porque sentía que solo era algo con lo que tenía que vivir

El 46%

de los pacientes desea que su médico hiciera algo más para controlar proactivamente los efectos secundarios

Icono de Chat

Hay maneras de controlar proactivamente algunos efectos secundarios. Cuando comience el tratamiento, pregúntele a su médico si hay maneras de minimizar los efectos secundarios. Si tiene efectos secundarios, informe a su médico o equipo de tratamiento: ellos puede darle ideas para aliviar o modificar su administración de dosis para abordar los efectos secundarios.

Usted y sus médicos y enfermeros quieren encontrar maneras de controlar los efectos secundarios.

El 90%

de los oncólogos desearía poder hacer más para ayudar a sus pacientes a controlar sus efectos secundarios

El 73%

de los pacientes estuvo de acuerdo en que desearía obtener más información sobre cómo prevenir o minimizar los efectos secundarios

Icono de Chat

Puede convenir hacer su propia investigación (buscando en sitios web acreditados, hablando en una reunión de apoyo y defensa, preguntando a otras personas que viven con la enfermedad) y analizar lo que descubra con su médico. El equipo de tratamiento también puede tener sugerencias para ayudar a controlar los efectos secundarios. De todas formas, es importante discutir con su médico o enfermero los efectos secundarios que se pueden experimentar.